Podcast 131 – Los pecados capitales en el aprendizaje de español

¡Hola, caracola! Creo que todavía no había empezado ningún episodio de podcast así. Vosotros, ¿habeís escuchado eso de hola, caracola, antes? La verdad es que no tiene un mayor significado. Simplemente lo usamos de manera coloquial porque rima, el sonido igual o similar. Aunque caracola es la que yo más uso, también he oído hola cara bola, hola radiola, hola cacerola etc, las variaciones son casi infinitinas. Lo mismo que al despedirnos que podemos decir hasta luego, cara huevo, ciao pescao o me piro, vampiro. Además de otras que no tienen rima pero que son muy comunes como hasta luego, cocodrilo, o y con esto y un bizcocho hasta mañana a las 8, aunque esta última también rima…. ¿Qué os parecen a vosotros estas maneras de saludar o despedirse? ¿Las habéis escuchado antes? O, mejor aún, ¿las habéis usado? ¡Pasaos por mi instagram! Ya sabéis que podéis encontrarme en @spanishwithblanca y decidme.

Audio

Transcripción

También, os recuerdo que si os gusta mi contenido, podéis darme las gracias dejando una valoración de este podcast en la plataforma desde donde lo estéis escuchando. Podéis escribir un par de líneas o darle unas estrellitas, ¡todo cuenta! Y, si queréis darme las gracias de una manera un poco más personal podéis invitarme a un café en buymeacoffee.com/blancatogo. Eso me dará la dosis de cafeína necesaria para seguir creando y, por supuesto, ¡te lo agradeceré un montón!

Ya sabéis que dejo todos los enlaces que menciono en la descripcion del episodio.

Y, bueno, todo esto dicho, vamos a por el episodio de hoy, ¿no? Que, ¿de qué va? ¿Qué vamos a tratar en el episodio de hoy?

Pues, como dice el título, de los pecados capitales, vamos a explicar su origen y a mencionar en un par de líneas en qué consiste cada uno. Y, luego vamos a ver como sonarían estos pecados si estudiaran español, su opinión, sobre el aprendizaje.

Entonces, ¿preparado? Pues… ¡Empezamos!

Episodio 131 de Blanca to go. Los pecados capitales en el aprendizaje de español

Música de intro

Los pecados capitales son 7, avaricia, envidia, gula, ira, lujuria, pereza y soberbia. También son conocidos como pecados cardinales. Y se consideran una agrupación y clasificación de las faltas humanas que son contrarias a lo que dice la religión cristiana y, que además se repiten de forma habitual, lo que provoca una distorsión de los actos humanos y nos hacen un poquito más impuros.

Los pecados capitales son diferentes al pecado original. El pecado original es el que cometieron Adán y Eva al comer el fruto prohibido, la manzana, que se les había prohibido tocar y que nos convirtio al resto de personas, a los que vinimos detrás, bueno, ¡y a ellos también! En seres mortales. Los capitales se consideran los fallos repetitivos de los humanos, y que dan lugar a otros mini pecados, supongo que podríamos decir. Ya que la palabra capital viene del latín, que es cabeza, y esto no hace referencia a la magnitud del pecado. Se llama cabeza porque estos pecados son solo la cima, dan lugar a muchos otros.

Como hemos dicho, los pecados capitales aparecen en el cristianismo para educar a los creyentes. El papa Gregorio Magno fue el que los creó, por así decirlo. Él los recopiló y escribió la lista en el s. VI. Aunque al principio los pecados capitales eran 8, ya que la tristeza. Sí, como lo oyes, la tristeza, se consideraba un pecado. Pero ahora está incluida dentro de la pereza. ¡No me preguntéis por qué!

Después de que el Papa Gregorio los clasificara, fueron recogidos por el escritor Dante en su obra La Divina Comedia. Y la lista que conocemos hoy en día se le atribuye a Tomás de Aquino.

Esa es un poco la historia,el origen, vamos a ver ahora que significa cada pecado, que implica, el castigo para cada uno y la virtud que elimina este pecado. Además de, como os he dicho, ver cuál sería la actitud que tendrían hacia el estudio de español.   

Vamos a verlos en orden alfabético. Por lo tanto empezamos con la avaricia. La avaricia es la necesidad de tener más cosas. Conseguir más cosas de las que son necesarias para satisfacer las necesidades básicas. Es un pecado de exceso y da lugar a otros como el soborno, la traición o el robo. El castigo para las personas que cometen este pecado es el de morir en aceite hirviendo. Y su opuesto, la caracteristica que te puede salvar de este pecado, es la generosidad, es decir no el tener cosas o acumularlas, sino el darlas a los demás, el compartir.

Si estudiara español, este pecado sería el típico estudiante que piensa, “necesito comprar todos los libros de español disponibles, apuntarme a todos los cursos en línea y descargar todos los materiales que encuentre. Además tengo que seguir a tantos profesores en instagram como se posible. ¡Lo quiero todo!”

El segundo es la envidia, que es un poco similar a la avaricia, ya que la envidia quiere cosas, pero no solo quiere cosas por tenerlas, las quiere porque ve que otras personas las tienen y no puede soportar que otras personas tengan algo y él no. Y aquí es otra diferencia con la avaricia, que se centra más en cosas materiales. La envidia no, no hace distinciones, puede desear tanto cosas tangibles como intangibles que ve que otras personas tienen. El castigo para las perosnas que caen en este tipo de pecado es ser sumergido en aguas heladas. El contrapecado de la envidia es la caridad, los actos altruistas, que como veis también es parecida a la generosidad que hemos mencionado como virtud en la avaricia.

La envidia como pecado en el aprendizaje de español podría sonar un poco así, “¡No puedo creerlo! Mis vecinos pueden hablar español! Me encantaría tener su motivación y poder hablar con hispanohablantes. ¡Arg! Como odio que las personas puedan hacer algo que yo no. ¡Mañana mismo empiezo a estudiar!”

Continuamos con la gula. La gula o glotonería hoy en día se considera como el consumo excesivo de comida o bebida. Pero en el pasado se consideraba todo tipo de exceso de algo considerado pecado, prohibido. No me preguntéis, porque no lo sé, no he podido encontrar algo más preciso. Pero lo que sí os puedo decir es el castigo para la gula, que es, como todos, bastante horrible. ¿Preparados? La persona que peque de gula será obligado a comer serpientes, ¡y ratones! Vivos… Pero, no os preocupéis, tenemos una virtud para buscar el equilibrio. Y es exactamente eso, el equilibrio, la templanza, la moderación…

Y, ¿qué opinaría la gula del español? “!Por supuesto que estudio español! Me sé todas las palabras relacionadas con la comida. He escuchado que las gastronomía de los países hispanohablantes es una de las mejores. Y, ¿la variedad? Solo con pensarlo se me hace la boca agua. Me encantaría visitar los restaurantes de los lugares a los que viajo y probar los platos típicos de cada región. Y hacerlo en el idioma nativo ¡es la guinda del pastel!”

Pasamos ahora a la ira, que es la expresión desordenada y descontrolada de enfado y odio. Lo que puede dar lugar a la venganza. El castigo para la ira es la mutilación, y la actitud que cura la ira es la paciencia.

Creo que te puedes imaginar la opinión de la ira sobre el aprendizaje. Pero te la dejo aquí, por si acaso. “¡No entiendo esta moda tonta de aprender español! Ahora todo el mundo lo hace. ¡Me parece rídiculo! ¡Yo no pienso hacerlo! Solo  lo haría si me apeteciera enfadarme en otros idiomas y añadir así más dramatismo a mi temperamento.”

Continuamos con el quinto pecado. La lujuria que es producido por pensamientos incontrolados de naturaleza sexual y el deseo sexual excesivo y desordenado. El castigo es ser axfisiado en fuego y azufre. Y la virtud que puede acabar con este pecado es la la regulación de los placeres sexuales, la castidad.

La lujuria a la hora de aprender español pensaría, “¡Umh! ¡Claro que quiero aprender español! Otro idioma abre la puerta a conocer a un mayor número de personas, y, aumenta las posibilidades de tener relaciones. Además, he oído que lso hispanohablantes son buenos amantes, muy pasionales.”

Pasamos a la pereza, que es la negación a realizar incluso las tareas más básicas, existe una falta de motivación. Y las personas que caen en este pecado terminan en una fosa con serpientes. Pero, si no queremos que esto nos pase, podemos luchar contra la pereza con diligencia, es decir el esmero por completar algo, y realizar las actividades que necesitamos hacer.

Me parece que no te va a sorprender la reacción de la pereza hacia el estudio del español, que es más o menos su reacción ante todo, “¿Estudiar hoy? ¡Con lo cansado que estoy! No me apetece nada. Mejor descanso un poco, veo la tele y mañana me pongo con el español.”

El séptimo y último pecado es la soberbia. La soberbia es considerrse superior a los demás, pensar que eres fundamental y que sin ti nada puede pasar. La soberbia se considera el pecado más serio y la fuente original de la que proviene el resto. El castigo para este pecado es la muerte en la rueda, que es un instrumento de tortura que te machaca los huesos y las articulaciones. Lo opuesto a la soberbia es la humildad, ser modesto y aceptar que nadie es imprescindible.

¿Puedes imaginarte a la soberbia aprendiendo español? Creo que sonaría algo como “Sí, hay mucha gente que estudia español. ¡Pero no lo hablan tan bien como yo! ¿Has escuchado mi pronunciación? ¡Es casi perfecta! No conozco a ningún estudiante que lo hable como yo, me atrevería a decir que lo hablo incluso mejor que muchos nativos. Y no, si te lo estás preguntando nunca he tenido un profesor. ¿Para qué? ¡No lo necesito!”

Pues esto es. Los 7 pecados capitales, sus castigos, como combatirlos y su actitud hacia el aprendizaje de español. Ahora, la pregunta del millón, ¿con cuál de estos pecados te identificas más a la hora de estudiar español? ¿La avaricia? ¿Quieres acceso a todos los recursos posibles…? ¿La ira? En esos momentos de frustración…. ¿La pereza? En esos días cuando estamos cansados o cuando hemos perdido la motivación… ¡Pásate por mi instagram! Soy @spanishwithblanca, ¡y cuéntame!

La verdad es que la idea de este episodio se me ocurrió para un video de YouTube. Pero la idea, y el resultado me gustó tanto que quería inmortalizarlo en el podcast también. Espero que os haya gustado. De todas formas, os voy a dejar al enlace al video, que está en mi canal, en la descripción del episodio por si queréis verlo. Es un video cortito, pero muy divertido, porque interpreto  a cada uno de los pecados. Si os pasáis por mi canal “Blanca to go” para verlo, dejad un comentario y decidme que os parecen mis dotes artisticas jaja.

Antes de despedirnos, que ya me estoy enrollando, recordaros que podéis encontrar la transcripcion de este, y el resto de episodios junto con las palabras de vocabulario y la actividad extra para cada uno uniendoos a la Comunidad de Blanca to go, ¿cómo? Visitando mi página web blancatogo.com.

Ahora sí que sí, me despido. Pero solo, ¡hasta la semana que viene!

¡Hasta entonces! Un abrazo fuerte.

Expresiones y Vocabulario

  • distorsión: desequilibrio, alteración. Acción de desequilibrar elementos o de presentar hechos deformandolos a próposito.

  • magnitud: tamañoo o importancia.

  • cima: parte más alta de algo.

  • soborno: dar dinero o regalos a alguien para conseguir algo que no es legal.

  • soportar: aguantar. Tolerar o llevar algo con paciencia.

  • altruista: generoso, que se preocupa de que otras personas tengan lo que necesitan, sacrificando muchas veces cosas que él tiene, o puede conseguir.

  • templanza: moderación, control de pasiones y sentimientos.

  • ser la guinda del pastel: expresión coloquial que indica que algo hace todavía mejor algo que ya era bueno. Ese algo mejora la cosa o la situación.

  • venganza: revancha. Sentimiento de satisfación cuando alguien que te ha hecho algo malo recibe un castigo. Muchas veces eres tú la persona que hace que la persona que te hizo algo mal “pague”.

  • mutilación: amputación. La acción de cortar alguna parte del cuerpo humano.

  • fosa: hoyo, agujero o excavación profunda en la tierra que normalmente se usa para enterrar cadávares.

  • diligencia: cuidado y atención para hacer las cosas con perfección. Es sinónimo de esmero.

  • esmero: cuidado y atención para hacer las cosas con perfección. Es sinónimo de diligencia.

  • machacar: golpear algo hasta convertirlo en trozos muy pequeños, a veces incluso en polvo.

  • enrollarse: expresión coloquial que indica hablar demasiado y a veces de muchas cosas.

Actividades extra

Encuentra en la sopa de letras los 7 pecados capitales.

Si prefieres hacer la actividad en lápiz y papel continúa leyendo y contesta (las soluciones están al final).

Soluciones